Ingredientes (para 10 unidades):

  • 1 calabacín cortado en láminas finas.
  • 120 g de crema de queso mascarpone.
  • 10 g de piñones tostados y picados.
  • Sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.
  • Tomates cherry.
  • Cebollino.

Elaboración:

  • Ponemos a hervir agua en un cazo al fuego con un poco de sal. Con un pelador laminamos el calabacín con piel incluida. Ponemos a escaldar las láminas: cuando el agua empiece a hervir las añadimos una a una, cuando vuelva a hervir (1 o 2 minutos) retiramos del fuego y las enfriamos en un bol con agua fría y hielo. De esta manera cortamos la cocción.
  • Por otro lado, en un bol ponemos el mascarpone, los piñones previamente tostados y picados, una pizca grande de sal, una pizca pequeño de pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Mezclamos todo con un batidor manual.
  • Colocamos dos láminas en forma de cruz y en el centro ponemos el relleno de mascarpone. Cerramos el ravioli y lo giramos para que el cierre quede debajo.

Para decorar añadimos encima una rodaja de tomate cherry, un trozo de cebollino y unas gotas de aceite de oliva.