Ingredientes:

  • 1 diente de ajo.
  • 2 tomates medianos.
  • 1 rodaja de queso provolone de unos 250 gramos.
  • 1 c/s de orégano.
  • c/n de sal, c/n de pimienta negra.

Preparación:

Pela el diente de ajo y frota la cazuelita de barro con él para que deje su sabor. Lava los tomates, uno de ellos córtalo en rodajas y el otro, primero retírale las semillas y después córtalo en dados.

Salpimenta el tomate al gusto y pon el que está cortado en rodajas en la base de la cazuelita, espolvorea orégano al gusto y coloca encima el queso provolone. Sobre el queso y por los laterales reparte el tomate cortado en dados y añade un poco más de orégano.