Palitos de calabaza al horno

Ingredientes:

  • Una calabaza pequeña
  • Dos cucharaditas de Maizena
  • Una chucaradita de Pimentón Dulce
  • Una cucharadita de ajo en polvo
  • 3 Cucharadas de queso Parmesano rallado o en polvo
  • un puñado de perejil fresco
  • Sal
  • Aceite

Elaboración:

1. Pela la calabaza quitándole las semillas y la pulpa.1. Pela la calabaza quitándole las semillas y la pulpa.

2. Córtala en palitos, bien finos, tipo patata frita, si los hacemos mas gorditos se acabarán cociendo en vez de quedar crujientes.

3. y déjalos en remojo en agua (o en cerveza, ¡te sorprenderá!) durante al menos 1 hora. Lo ideal sería dejarlo toda la noche.

4. Pon el horno a calentar a 220 grados.

5. Escurre y sécalas muy muy muy muy  bien.

6. Mete la calabaza en una bolsa y espolvorea encima la maicena. La mejor forma de que se esparza bien es inflar la bolsa de aire y agitar con ganas. Haz lo mismo con el pimentón y el ajo en polvo y para finalizar un chorrito de aceite

7. Coloca los palitos en una bandeja con papel vegetal o del horno dejando algo de espacio entre ellos. Es mejor que hagas dos tandas que a que estén unas encima de las otras.

8. Ásalos durante 5-10 minutos, dales la vuelta y hornéalos otros 5 minutos más hasta que estén doraditos por ambos lados.

9. Mezcla en un bol la sal , el perejil bien picado y el queso parmesano. Retira los palitos del horno y espolvorea.

Esta receta funciona muy bien con ¡boniato también!