Coles de Bruselas a la lionesa.

Consiste en cocinar el producto a partir de una base de cebolla y mantequilla. Es una combinación muy simple pero que funciona increíblemente bien, sobre todo para sacar lo mejor de esta verdura en apariencia humilde.

Ingredientes:

  • 500 gr de coles de Bruselas, 3 litros de agua, sal, 50 gr de mantequilla, 1 cebolla.

Preparación:

Cortamos el tallo a las coles y con el nos llevamos algunas hojas externas, las que estén un poco amarillas o pochas. Las echamos a una cazuela con agua hirviendo y sal durante unos 15 a 20 minutos, a mi me gustan sacarlas un poco cruditos por lo que con 15 me basta. Al margen pochamos una cebolla cortada en juliana con un poco de aceite. Cuando estén cocidas las coles se escurren y se enfrían para que no sigan cociéndose. Las salteamos con mantequilla hasta que empiecen a dorarse. Le añadimos la cebolla y dejamos que se mezclen los sabores.