Poco a poco iremos sustituyendo la alimentación asociada al frío y pasaremos a cocinar de una forma mas suave como las cocciones al vapor, los salteados o directamente crudos. De esta manera las verduras conservan una textura crujiente y no pierden tanto su valor nutritivo.

En esta época del año la huerta nos ofrece lechugas, endivias, espinacas, repollo, coles de Bruselas, acelga, berza, remolacha, nabo, puerro, coliflor, ajetes, guisantes, vainas… .La primavera es una de las estaciones de más actividad en la huerta. A principios de temporada se van trasplantando los plantones de los semilleros que han estado resguardados durante el invierno, con el riesgo impredecible de alguna helada tardía.

Más adelante podremos observar la labor polinizadora de las abejas, que con sus cuerpos recubiertos de pelos recogen miles de granos de polen que luego reparten entre miles de flores ayudándonos en la producción provocando incremento y aumento de frutos en nuestras huertas

¡Esperamos que las recetas que encuentres aquí puedan ayudarte!

A %d blogueros les gusta esto: