Nombre / latín.

Cucurbita máxima.

Descripción:

La calabaza es el fruto en baya de la calabacera y pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Esta familia comprende unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme. Algunas frutas como la sandía y el melón, junto con hortalizas tan comunes como el pepino o el calabacín, pertenecen a esta misma familia.

Origen.

Aunque algunas fuentes afirman que su origen está en América, parece ser que la calabaza es una hortaliza originaria de Asia Meridional. Numerosos autores antiguos citan a la calabaza en sus escritos y se sabe que su cultivo ya se producía entre los hebreos y egipcios.

En un principio, la calabaza se cultivaba para el aprovechamiento de sus semillas más que para ser consumida como hortaliza.

Pero esta costumbre fue desapareciendo a medida que surgieron variedades con más pulpa y sabor más afrutado.

Su consumo se extendió desde Asia hasta América Central y, a partir de allí, llegó tanto al sur como al norte de este continente. Sin embargo, no fue hasta el siglo XV cuando los españoles introdujeron la calabaza en Europa, donde se propagó en mayor medida por los países de clima más cálido.

En la actualidad, la calabaza se cultiva en terrenos cálidos y húmedos de todo el mundo.

Variedades:

Las principales variedades son las calabazas de verano y las de invierno.

Las calabazas de verano suelen ser de piel clara, semillas blandas y se conservan poco tiempo. A este grupo pertenecen la calabaza bonetera (de forma aplanada, 20 centímetros de diámetro y color que varía entre el blanco, el verde claro o el amarillo, es muy apreciada en Estados Unidos); la espagueti (procede de Japón y tiene forma similar a un melón de color amarillo. Su nombre se debe a que la forma de su carne cocida se separa fácilmente en hilos similares a los espaguetis); y la rondini (calabaza de forma redondeada, piel anaranjada y carne blanca o amarilla).

Las calabazas de invierno suelen ser más secas, fibrosas y dulces que las de verano. Su piel es muy gruesa, lo que permite que se conserven durante más tiempo. Entre ellas se encuentra la calabaza de cidra y la confitera.

La más extendida en las zonas tropicales es la calabaza de cidra, conocida también como calabaza almizclera o zapallo. Presenta una pulpa gelatinosa y de intenso color amarillo, debido a su elevado contenido en beta carotenos.

De gran tamaño, la calabaza confitera se conoce también como calabaza de cabello de ángel por el producto que se elabora con ella.

La calabaza china o calabaza de la cera, es una variedad de forma ovalada o alargada, con aproximadamente 6-8 centímetros de longitud. Forma parte de la dieta de los asiáticos y se caracteriza porque su corteza, una vez madura, adquiere una apariencia cerosa.

Valor nutricional y propiedades.

Composición por 100 gramos de porción comestible.
Energía (Kcal) 27,3.
Agua (ml) 91.
Hidratos carbono (g) 5,4.
Fibra (g) 1,5.
Potasio (mg) 233.
Magnesio (mg) 13.
Calcio (mg) 27.
Vitamina A (mcg de Eq. de retinol) 75.
Folatos (mcg) 25.
Vitamina C (mg) 14.

El componente principal de la calabaza es el agua, lo que, unido a su bajo contenido en hidratos de carbono y a su casiinapreciable cantidad de grasa, hace que sea un alimento con unescaso aporte calórico.

Es buena fuente de fibra que ofrece valor de saciedad y mejora el tránsito intestinal por la alta presencia de mucílagos. Éstos son un tipo de fibra soluble que tiene la capacidad de suavizar las mucosas del tracto gastrointestinal.

En relación con las vitaminas, la calabaza es rica en beta-caroteno o provitamina A y vitamina C. Presenta cantidades apreciables de vitamina E, folatos y otras vitaminas del grupo B tales como la B1, B2, B3 y B6.

La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

La vitamina E, al igual que la C, tiene acción antioxidante, y ésta última además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. También favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente las infecciones.

Los folatos participan en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. En cuanto a su riqueza mineral, la calabaza es un alimento rico en potasio. También contiene otros minerales como fósforo y magnesio, pero en menores cantidades. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El fósforo, al igual que el magnesio, juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, pero este último además se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

La calabaza presenta calcio y una pequeña cantidad de hierro, pero dichos minerales apenas se asimilan en nuestro cuerpo en comparación con los procedentes de alimentos de origen animal.

Qué hacer con las Calabazas.

La pulpa de la calabaza se puede consumir tanto cruda (picada fina), incluida en diversas ensaladas, entremeses y bocadillos, como cocida (en purés, cremas frías como la vichyssoise o cremas calientes), fritarehogada ygratinada (en estos casos para evitar el sabor insípido que presenta esta hortaliza se aconseja añadir diferentes hierbas aromáticas).

Cuando la pongamos cocida en agua no conviene superar los 20 minutos de cocción si no quieres que se deshaga su pulpa.

También admiten ser rellenadas de arroz o cremas a base de verduras y marisco.

Resultan como buen acompañante para diversos guisos y potajes al darle color y suavizarlos.

Como postre, la calabaza se puede preparar partiéndola en rodajas y horneándola hasta adquirir un ligero toque dorado. Se endulza con miel o se combina con otras frutas y se elabora una macedonia. La calabaza confitera es usada para repostería, tanto en la elaboración de galletas, pasteles, flanes mermeladas y sobre todo como relleno de productos de pastelería, en forma del conocido cabello de ángel, el cual se elabora con la pulpa de la calabaza confitera mezclada con azúcar, corteza limón o canela.

Cuando cocinemos calabaza de verano, debemos secarlas un poco antes de cocinarlas, debido a que estas variedades poseen gran cantidad de agua y podrían aguar el plato que vayamos a elaborar con ellas.

Éstas no necesitan ser peladas para su consumo al presentar una piel muy fina.

En cambio, si la que usamos es variedad de invierno no es preciso secarla previamente, en esta caso será necesario eliminar su piel, ya que resulta demasiado gruesa para ser cocinada.

Resulta más fácil pelarla si se deja troceada unos minutos en el horno.

Debemos tener en cuenta que las variedades de verano son las que se consumen cruda con más frecuencia, mientras que las de invierno presentan mejores propiedades para ser cocinadas.

 

Cómo conservarlas.

Una de las formas para conservar la calabaza es guardarla en un sitio fresco y oscuro protegiéndola  de focos de calor, frío y luz. La temperatura ideal sería entre 10ºy 16º C y con una buena circulación de aire.

Los ejemplares enteros no se deben guardar en el frigorífico,  por ejemplo en la variedad de invierno sin abrir puede durar hasta seis meses bien conservada y algo menos la variedad de invierno por tener la piel mas fina y mas proporción de agua.  Una vez cortadas en porciones los protegeremos con film de plástico y los meteremos en la nevera.

Una vez cocinadas, las podremos conservar en la nevera o en el congelador si no lo mejor es escaldarlas y después congelarlas ya que si no se cocinan o no se escaldan al descongelarlas la pérdida de humedad será mayor y hará que tengamos una calabaza mucho más seca y de consistencia rara.

Su mejor temporada.

De marzo a diciembre.

Curiosidades.

  • En 1584, cuando el explorador francés Jacques Cartier visitó la región de San Lorenzo, descubrió lo que se llamaron “gros melons”. El nombre fue traducido al inglés como “pompions“, que evolucionó hasta la palabra “pumpkin“, que es la que se emplea para designar a las calabazas en inglés. Otras fuentes nos dicen que “pumpkin” procede de “pepon“, el término griego para denominar a un melón grande. Y hablando de griegos, éstos denominaban a la calabaza con el nombre de “sikýa“, que era la forma que tenían para llamar genéricamente a melones y otras cucurbitácas, aunque también la denominaban concretamente con el término “kolókynza” (“calabaza alimenticia”, del griego “kolon” (alimento)). Se cree que de la deformación de ese nombre podría provenir la etimología de la palabra calabaza.
  • Las semillas de calabaza tienen que ser plantadas entre la última semana de mayo y mediados de junio. Tardan entre 90 y 120 días en crecer y se recogen en octubre cuando alcanzan un color naranja vivo. Las semillas pueden guardarse para cultivar nuevas calabazas el siguiente año. Las flores de calabaza pueden ser ingeridas, ya que son comestibles.
  • Soñar con calabazas es de mal augurio, ya que nos avisa de dolencias varias, especialmente si la persona que ha soñado es un campesino o un granjero. Si la calabaza se nos muestra seca o podrida, nos revela una mala cosecha. Para personas que se dedican a los negocios, señala pérdidas. Si la calabaza está verde o no está madura, nos informa de envidias de competidores o rivales en los negocios. Sin embargo, si soñamos con calabaza dulce, nos avisa de un mejoramiento en todas nuestras actividades.
  • En la Antigua Grecia se creía que la calabaza apagaba el deseo sexual. En la Edad Media, la iglesia recomendaba emplear pepitas de calabaza durante las oraciones para alejar los pensamientos pecaminosos, e incluso se creía que mascarlas servía para conservar el celibato. Debido a su relación con lo inmaculado y puro, durante el siglo XVII tenía relación con el desaire o no conceder a otros lo que pedían. Esto se extrapoló al contexto del noviazgo. En algunas áreas rurales deCataluña, se acostumbraba a invitar a cenar a los pretendientes que no fuesen de la zona. Si al novio se le ofrecía fuego para el cigarro, era una señal de que el noviazgo era bien visto, pero si se le ofrecía un plato de calabaza para comer, significaba que el mozo no era bien recibido y tenía que marcharse. De ahí proviene la famosa expresión “dar calabazas”. 
  • Con ellas existen numerosos refranes, tales como: salir uno calabaza (no corresponder al concepto ventajoso que de él se tenía formado), dar calabazas(desairar o rechazar la mujer al que pretende o requiere de amores o éste de aquella. También reprobar a alguno en exámenes), etc.
  • La calabaza es una de las verduras a las que se refiere el National Cancer Institute cuando afirma que es necesario consumir cinco porciones de vegetales cada día para ayudar a prevenir el cáncer.
  • En países como México y Estados Unidos es una hortaliza realmente popular, es muy utilizada a la hora de decorar las casas para celebrar la fiesta de Halloween(día de los difuntos) en el mes de noviembre.
  • Con este alimento se han creado históricamente instrumentos musicales como maracas, sonajeros, cascabeles o carimbas.
  • La calabaza confitera es una variedad de invierno a partir de la cual se obtiene el cabello de ángel.
  • En Italia, la mermelada de calabazase recomienda para la merienda de los niños, personas convalecientes o ancianos pues es muy digerible y beneficiosa para el intestino.
  • Para eliminar la asperezas de la piel, los granos, manchas, pecas, etc. aplicaremos por la noche una mascarilla realizada con pulpa de calabaza.
  • Las flores de calabaza son comestibles. Se pueden comer crudas en ensaladas, cocinadas con otras verduras. Poseen abundante agua y poca grasa. Son ricas en calcio, fósforo y poseen un contenido en vitamina C y ácido fólico mayor que la calabaza.
  • Las pepitas o semillas de calabaza son alimentos usados desde la antigüedad tanto por sus propiedades medicinales como por sus propiedades nutritivas. Comer pepitas de calabaza aportan una buena cantidad de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6.
  • Nada se desperdicia de esta hortaliza, pues sus tallos y hojas se emplean también como alimento para aves y otros animales. Tienen tanta fibra como la mayoría de los cereales.

Nombre / latín.

Cucurbita máxima.

Descripción:

La calabaza es el fruto en baya de la calabacera y pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Esta familia comprende unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme. Algunas frutas como la sandía y el melón, junto con hortalizas tan comunes como el pepino o el calabacín, pertenecen a esta misma familia.

Origen.

Aunque algunas fuentes afirman que su origen está en América, parece ser que la calabaza es una hortaliza originaria de Asia Meridional. Numerosos autores antiguos citan a la calabaza en sus escritos y se sabe que su cultivo ya se producía entre los hebreos y egipcios.

En un principio, la calabaza se cultivaba para el aprovechamiento de sus semillas más que para ser consumida como hortaliza.

Pero esta costumbre fue desapareciendo a medida que surgieron variedades con más pulpa y sabor más afrutado.

Su consumo se extendió desde Asia hasta América Central y, a partir de allí, llegó tanto al sur como al norte de este continente. Sin embargo, no fue hasta el siglo XV cuando los españoles introdujeron la calabaza en Europa, donde se propagó en mayor medida por los países de clima más cálido.

En la actualidad, la calabaza se cultiva en terrenos cálidos y húmedos de todo el mundo.

Variedades:

Las principales variedades son las calabazas de verano y las de invierno.

Las calabazas de verano suelen ser de piel clara, semillas blandas y se conservan poco tiempo. A este grupo pertenecen la calabaza bonetera (de forma aplanada, 20 centímetros de diámetro y color que varía entre el blanco, el verde claro o el amarillo, es muy apreciada en Estados Unidos); la espagueti (procede de Japón y tiene forma similar a un melón de color amarillo. Su nombre se debe a que la forma de su carne cocida se separa fácilmente en hilos similares a los espaguetis); y la rondini (calabaza de forma redondeada, piel anaranjada y carne blanca o amarilla).

Las calabazas de invierno suelen ser más secas, fibrosas y dulces que las de verano. Su piel es muy gruesa, lo que permite que se conserven durante más tiempo. Entre ellas se encuentra la calabaza de cidra y la confitera.

La más extendida en las zonas tropicales es la calabaza de cidra, conocida también como calabaza almizclera o zapallo. Presenta una pulpa gelatinosa y de intenso color amarillo, debido a su elevado contenido en beta carotenos.

De gran tamaño, la calabaza confitera se conoce también como calabaza de cabello de ángel por el producto que se elabora con ella.

La calabaza china o calabaza de la cera, es una variedad de forma ovalada o alargada, con aproximadamente 6-8 centímetros de longitud. Forma parte de la dieta de los asiáticos y se caracteriza porque su corteza, una vez madura, adquiere una apariencia cerosa.

Valor nutricional y propiedades.

Composición por 100 gramos de porción comestible.
Energía (Kcal) 27,3.
Agua (ml) 91.
Hidratos carbono (g) 5,4.
Fibra (g) 1,5.
Potasio (mg) 233.
Magnesio (mg) 13.
Calcio (mg) 27.
Vitamina A (mcg de Eq. de retinol) 75.
Folatos (mcg) 25.
Vitamina C (mg) 14.

El componente principal de la calabaza es el agua, lo que, unido a su bajo contenido en hidratos de carbono y a su casiinapreciable cantidad de grasa, hace que sea un alimento con unescaso aporte calórico.

Es buena fuente de fibra que ofrece valor de saciedad y mejora el tránsito intestinal por la alta presencia de mucílagos. Éstos son un tipo de fibra soluble que tiene la capacidad de suavizar las mucosas del tracto gastrointestinal.

En relación con las vitaminas, la calabaza es rica en beta-caroteno o provitamina A y vitamina C. Presenta cantidades apreciables de vitamina E, folatos y otras vitaminas del grupo B tales como la B1, B2, B3 y B6.

La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

La vitamina E, al igual que la C, tiene acción antioxidante, y ésta última además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. También favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente las infecciones.

Los folatos participan en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. En cuanto a su riqueza mineral, la calabaza es un alimento rico en potasio. También contiene otros minerales como fósforo y magnesio, pero en menores cantidades. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El fósforo, al igual que el magnesio, juega un papel importante en la formación de huesos y dientes, pero este último además se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

La calabaza presenta calcio y una pequeña cantidad de hierro, pero dichos minerales apenas se asimilan en nuestro cuerpo en comparación con los procedentes de alimentos de origen animal.

Qué hacer con las Calabazas.

La pulpa de la calabaza se puede consumir tanto cruda (picada fina), incluida en diversas ensaladas, entremeses y bocadillos, como cocida (en purés, cremas frías como la vichyssoise o cremas calientes), fritarehogada ygratinada (en estos casos para evitar el sabor insípido que presenta esta hortaliza se aconseja añadir diferentes hierbas aromáticas).

Cuando la pongamos cocida en agua no conviene superar los 20 minutos de cocción si no quieres que se deshaga su pulpa.

También admiten ser rellenadas de arroz o cremas a base de verduras y marisco.

Resultan como buen acompañante para diversos guisos y potajes al darle color y suavizarlos.

Como postre, la calabaza se puede preparar partiéndola en rodajas y horneándola hasta adquirir un ligero toque dorado. Se endulza con miel o se combina con otras frutas y se elabora una macedonia. La calabaza confitera es usada para repostería, tanto en la elaboración de galletas, pasteles, flanes mermeladas y sobre todo como relleno de productos de pastelería, en forma del conocido cabello de ángel, el cual se elabora con la pulpa de la calabaza confitera mezclada con azúcar, corteza limón o canela.

Cuando cocinemos calabaza de verano, debemos secarlas un poco antes de cocinarlas, debido a que estas variedades poseen gran cantidad de agua y podrían aguar el plato que vayamos a elaborar con ellas.

Éstas no necesitan ser peladas para su consumo al presentar una piel muy fina.

En cambio, si la que usamos es variedad de invierno no es preciso secarla previamente, en esta caso será necesario eliminar su piel, ya que resulta demasiado gruesa para ser cocinada.

Resulta más fácil pelarla si se deja troceada unos minutos en el horno.

Debemos tener en cuenta que las variedades de verano son las que se consumen cruda con más frecuencia, mientras que las de invierno presentan mejores propiedades para ser cocinadas.

 

Cómo conservarlas.

Una de las formas para conservar la calabaza es guardarla en un sitio fresco y oscuro protegiéndola  de focos de calor, frío y luz. La temperatura ideal sería entre 10ºy 16º C y con una buena circulación de aire.

Los ejemplares enteros no se deben guardar en el frigorífico,  por ejemplo en la variedad de invierno sin abrir puede durar hasta seis meses bien conservada y algo menos la variedad de invierno por tener la piel mas fina y mas proporción de agua.  Una vez cortadas en porciones los protegeremos con film de plástico y los meteremos en la nevera.

Una vez cocinadas, las podremos conservar en la nevera o en el congelador si no lo mejor es escaldarlas y después congelarlas ya que si no se cocinan o no se escaldan al descongelarlas la pérdida de humedad será mayor y hará que tengamos una calabaza mucho más seca y de consistencia rara.

Su mejor temporada.

De marzo a diciembre.

Curiosidades.

  • En 1584, cuando el explorador francés Jacques Cartier visitó la región de San Lorenzo, descubrió lo que se llamaron “gros melons”. El nombre fue traducido al inglés como “pompions“, que evolucionó hasta la palabra “pumpkin“, que es la que se emplea para designar a las calabazas en inglés. Otras fuentes nos dicen que “pumpkin” procede de “pepon“, el término griego para denominar a un melón grande. Y hablando de griegos, éstos denominaban a la calabaza con el nombre de “sikýa“, que era la forma que tenían para llamar genéricamente a melones y otras cucurbitácas, aunque también la denominaban concretamente con el término “kolókynza” (“calabaza alimenticia”, del griego “kolon” (alimento)). Se cree que de la deformación de ese nombre podría provenir la etimología de la palabra calabaza.
  • Las semillas de calabaza tienen que ser plantadas entre la última semana de mayo y mediados de junio. Tardan entre 90 y 120 días en crecer y se recogen en octubre cuando alcanzan un color naranja vivo. Las semillas pueden guardarse para cultivar nuevas calabazas el siguiente año. Las flores de calabaza pueden ser ingeridas, ya que son comestibles.
  • Soñar con calabazas es de mal augurio, ya que nos avisa de dolencias varias, especialmente si la persona que ha soñado es un campesino o un granjero. Si la calabaza se nos muestra seca o podrida, nos revela una mala cosecha. Para personas que se dedican a los negocios, señala pérdidas. Si la calabaza está verde o no está madura, nos informa de envidias de competidores o rivales en los negocios. Sin embargo, si soñamos con calabaza dulce, nos avisa de un mejoramiento en todas nuestras actividades.
  • En la Antigua Grecia se creía que la calabaza apagaba el deseo sexual. En la Edad Media, la iglesia recomendaba emplear pepitas de calabaza durante las oraciones para alejar los pensamientos pecaminosos, e incluso se creía que mascarlas servía para conservar el celibato. Debido a su relación con lo inmaculado y puro, durante el siglo XVII tenía relación con el desaire o no conceder a otros lo que pedían. Esto se extrapoló al contexto del noviazgo. En algunas áreas rurales deCataluña, se acostumbraba a invitar a cenar a los pretendientes que no fuesen de la zona. Si al novio se le ofrecía fuego para el cigarro, era una señal de que el noviazgo era bien visto, pero si se le ofrecía un plato de calabaza para comer, significaba que el mozo no era bien recibido y tenía que marcharse. De ahí proviene la famosa expresión “dar calabazas”. 
  • Con ellas existen numerosos refranes, tales como: salir uno calabaza (no corresponder al concepto ventajoso que de él se tenía formado), dar calabazas(desairar o rechazar la mujer al que pretende o requiere de amores o éste de aquella. También reprobar a alguno en exámenes), etc.
  • La calabaza es una de las verduras a las que se refiere el National Cancer Institute cuando afirma que es necesario consumir cinco porciones de vegetales cada día para ayudar a prevenir el cáncer.
  • En países como México y Estados Unidos es una hortaliza realmente popular, es muy utilizada a la hora de decorar las casas para celebrar la fiesta de Halloween(día de los difuntos) en el mes de noviembre.
  • Con este alimento se han creado históricamente instrumentos musicales como maracas, sonajeros, cascabeles o carimbas.
  • La calabaza confitera es una variedad de invierno a partir de la cual se obtiene el cabello de ángel.
  • En Italia, la mermelada de calabazase recomienda para la merienda de los niños, personas convalecientes o ancianos pues es muy digerible y beneficiosa para el intestino.
  • Para eliminar la asperezas de la piel, los granos, manchas, pecas, etc. aplicaremos por la noche una mascarilla realizada con pulpa de calabaza.
  • Las flores de calabaza son comestibles. Se pueden comer crudas en ensaladas, cocinadas con otras verduras. Poseen abundante agua y poca grasa. Son ricas en calcio, fósforo y poseen un contenido en vitamina C y ácido fólico mayor que la calabaza.
  • Las pepitas o semillas de calabaza son alimentos usados desde la antigüedad tanto por sus propiedades medicinales como por sus propiedades nutritivas. Comer pepitas de calabaza aportan una buena cantidad de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6.
  • Nada se desperdicia de esta hortaliza, pues sus tallos y hojas se emplean también como alimento para aves y otros animales. Tienen tanta fibra como la mayoría de los cereales.
A %d blogueros les gusta esto: